La cruzada española contra el cáncer más agresivo

‘Quimio’, ‘radio’, tratamientos hormonales, anticuerpos monoclonales, inmunoterapia… En las últimas  décadas, el arsenal contra el cáncer no ha dejado de crecer. Gracias a esta continua mejora, el tratamiento de la enfermedad ha vivido una auténtica revolución y muchos tumores han dejado de suponer una sentencia de muerte para alcanzar unas tasas de curación de hasta el 90%.

Sin embargo, hay ‘pequeñas aldeas galas’ que han resistido a todos los envites, que parecen tener un blindaje especial ante los tratamientos. El glioblastoma es una de ellas. A día de hoy, no existe una terapia efectiva contra este tumor cerebral, que es muy agresivo y no da opciones a los afectados. La gran mayoría no supera el año de vida tras el diagnóstico, porque el cáncer, tenaz, siempre resiste.

Sus escudos, pese a todo, podrían empezar a resquebrajarse. Varias investigaciones españolas han abierto recientemente huecos en esa barrera que parecía inexpugnable y dejan vislumbrar un futuro más esperanzador para los enfermos.

El más prometedor de esos trabajos lo firman Juan Fueyo y Candelaria Gómez-Manzano, un matrimonio de neurólogos españoles que, desde mediados de los años 90, trabaja en el MD Anderson Cancer Center de Houston (EEUU). Tras más de tres lustros de trabajo, la pareja ha demostrado algo que, aunque suena a ciencia ficción, es realidad: el principal enemigo del glioblastoma podría ser un virus del resfriado.

http://www.elmundo.es/papel/futuro/2018/03/12/5aa5301d468aeb22618b45bd.html